José  Córdoba cumple su cuarto mandato, fue quien firmó el contrato con Claro en 2002

José Córdoba cumple su cuarto mandato, fue quien firmó el contrato con Claro en 2002

El municipio de Caleta Olivia acumuló una deuda de $ 19.351.832 con la empresa de telefonía móvil Claro por no transferirle los montos que el municipio percibe por el  Calling Parti Pays esto es, las llamadas desde teléfonos fijos cuyo servicio presta el  municipio, y que en el caso de las llamadas a móviles cobra por cuenta y orden de Claro.

La deuda se remonta a setiembre de 2002 fecha del acuerdo entre el Municipio representado por el intendente José Córdoba y  Claro, Córdoba, estableciendo que la comuna se comprometía a transferir  mensualmente las sumas de dinero “facturadas y cobradas por cuenta y orden de Claro” generando la deuda reclamada vía judicial que  derivó en un embargo de las cuentas del municipio en el Banco Santa Cruz por unos 13 millones de pesos.

A raíz de esta situación el intendente José Córdoba el 04 de agosto de 2015 selló un contrato con la empresa de celulares que establece que parte de esa deuda se conciliará con la sesión en alquiler de tres predios donde la empresa montará antenas de comunicación por un lapso de diez años y un monto total  de $ 2.520.000, mas los montos por habilitación de las antenas, y los impuestos municipales correspondientes.

El pacto también establece una compensación de tasas a favor de Claro por instalación, habilitacion, e inspección por   $4.125.000.

El saldo final de $11.871.832 el municipio se compromete a pagarlos con una entrega del 10% y   24 cuotas de $448.826.

El acuerdo firmado ad referéndum del Concejo Deliberante no cuenta con el aval de la mayoría de los ediles por varias razones.

“El convenio no tiene validez legal” asevera el concejal Manuel Aybar (FR)  porque “cuando el intendente firmó el convenio de pago a Claro, yo me encontraba a cargo de la intendencia por Decreto, y no se me corrió traslado de las actuaciones y se escondió absolutamente todo lo que se estaba orquestando” manifiesta el edil. 

Y agrega “Al HCD solo se envió una fotocopia simple del Acuerdo nunca se pidió sesión extraordinaria y tampoco se envió el Expediente que nos demuestre lo que adeudamos a Claro y lo que Claro adeuda al Municipio”.

Por su parte el concejal Juan Acuña Kunz (UCR)  “Es un contrato leonino que favorece ampliamente a la empresa en detrimento del patrimonio público” sostuvo el concejal Juan Acuña Kunz quien se opone al convenio “porque el usuario paga dos veces, primero con la facturación y luego con las tierras fiscales que son de todos” graficó.

Deuda a Claro

¿Porqué la municipalidad no transfirió a Claro los montos cobrados por el servicio durante 13 años?

El municipio emitió un comunicado donde reconoce “el colosal importe derivado de varias gestiones institucionales”  aunque desconoce que las “varias gestiones” en rigor son dos: la del propio  José Córdoba que transcurre su cuarto mandato y fue quien firmó el convenio en 2002, y la de Fernando Cotillo,  actual vicegobernador hoy enfrentado con Córdoba.

“Ocurre que las finanzas municipales están siempre en rojo, y el dinero de Claro es utilizado como una forma de financiamiento” sostienen fuentes del Concejo Deliberante.

Tan es así que el Intendente Córdoba “llama a la reflexión” a los concejales y condiciona el pago de la deuda de aguinaldo con los empleados a la aprobación del convenio por parte del Concejo Deliberante que destrabe el embargo. (Clickear)

Los plazos del convenio se agotan y de no convalidarse generaría un alto costo para la comuna de acuerdo a las cláusulas que comprometió José Córdoba, entre otras, multas de $10 mil por cada día de incumplimiento, además del cobro judicial de los $20 millones que originaron el reclamo.

CLAUSULA_CLARO_HCD

 

//